¿Cuál es el mejor ejercicio para tratar el dolor lumbar?

¿Cuál es el mejor ejercicio para tratar el dolor lumbar?

Durante muchos años el dolor lumbar ha sido la causa principal de ausentismo en el trabajo y de indicación médica de rehabilitación. Éste, afecta al 80% de la población adulta, es decir que la mayoría de las personas tendremos al menos un episodio de dolor lumbar en nuestra vida. A pesar de que aquel dolor lumbar que persiste más allá de 12 semanas corresponde sólo al 20% de todos los casos, éste es muy relevante ya que genera grandes costos en salud. El 90% de estos casos no tiene un diagnóstico específico y se les termina denominando dolor lumbar crónico no específico.

Se ha investigado bastante acerca de cuál es la mejor intervención para el dolor lumbar crónico no específico y respecto a esto, el tratamiento basado en el ejercicio ha demostrado sistemáticamente ser más efectivo en reducir el dolor lumbar en adultos que aquel sin ejercicio.Paralelamente, la evidencia actual no sustenta aquellos tratamientos basados únicamente en aplicaciones de terapia manual, ya que no logran obtener los mismos resultados que aquellos tratamientos basados en ejercicios.

Dicho esto, surge la siguiente duda: ¿Cuál es el mejor ejercicio para tratar el dolor lumbar?

Las creencias convencionales nos llevan a pensar que una intervención específica, debido a su naturaleza específica, debería obtener mejores resultados que una intervención general. Sin embargo, no parece ser el caso.

Hay pruebas convincentes de que los ejercicios de estabilización son efectivos, pero en estudios de seguimiento a largo plazo se ha visto que no son más efectivos que cualquier otra forma de “ejercicio activo”. Por lo tanto, no se debería recomendar MÁS que otras formas de ejercicio físico.

Algo similar ocurre con los ejercicios de fuerza. Este tipo de ejercicio tiene efectos positivos y significativos como tratamiento de dolor lumbar, siempre y cuando se enfoque en el cuerpo ENTERO (no sólo en la columna lumbar).

Un estudio publicado este año en donde se compararon distintos tipos de tratamiento en dolor lumbar crónico no específico evidenció que varios tipos de ejercicio serían efectivos por su potencial efecto en reducir el dolor, mejorar la funcionalidad, la fuerza muscular y la salud mental, siendo esta última importante ya que guarda relación con la intensidad del dolor. Este estudio mostró que las “terapias activas”, tales como el Pilates, los ejercicios de fuerza, de estabilización y control motor y el ejercicio aeróbico, en los cuales el paciente es guiado, motivado a moverse y ejercitarse activa y progresivamente, son el tratamiento más efectivo.

Por lo tanto, respondiendo a la pregunta inicial, NO existe UN SOLO mejor ejercicio para tratar el dolor lumbar, si no que cualquier tipo de ejercicio individualizado y centrado en la persona podría funcionar.

 

Entonces, ¿cuál deberías escoger?.

Bueno, depende de qué ejercicios disfrutas más hacer, cuáles te parezcan más cómodos de realizar o se adapten más a tu condición, cuáles son más accesibles y qué ejercicios se relacionan más con tus objetivos o deporte.

Si tienes dolor lumbar crónico no específico, te doy las siguientes recomendaciones:

  1. Permanece activo y evita el reposo en cama mientras puedas.
  2. Retoma tus actividades habituales.
  3. ¡Haz ejercicio! ayuda a reducir el dolor, mejorar la funcionalidad y previene futuros episodios.
  4. Consulta a un profesional de salud para recibir asesoría directa respecto a tu caso particular: es importante recibir un tratamiento individualizado, basado en tu presentación clínica y en tus objetivos y preferencias.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.