La importancia de mantener fortalecido el CORE

La importancia de mantener fortalecido el CORE

El CORE está constituido por los músculos centrales del abdomen, incluidos el transverso del abdomen, multífidos, el diafragma y el suelo pélvico los cuales contribuyen a la estabilidad de la columna. Estos al contraerse aumentan la estabilidad del tronco durante los ejercicios ejecutados por las extremidades y se considera que ayudan a prevenir lesiones.

Se ha visto que la integración de ejercicios de estabilización de CORE previene lesiones particularmente de extremidades inferiores. Por otro lado, el core es el responsable de facilitar la transferencia de rotación y fuerzas entre las extremidades superiores e inferiores para tareas de motricidad gruesa tanto de la vida diaria como cuando se realiza actividad física y deportes.

La estabilidad del core se centra en el mantenimiento de la alineación neutra de la columna y la transferencia de cargas a lo largo de la cadena cinética por lo que esta debe entrenarse de manera progresiva, comenzando con el reclutamiento de los músculos locales, pasando a la estabilización del core en una variedad de posturas y luego pasando a movimientos dinámicos de todo el cuerpo.

Es por esto que la estabilidad del tronco juega un papel importante no solo mejorando el equilibrio corporal y el control postural mientras estamos realizando algún deporte, ya que ayuda en los movimientos como el aterrizaje y el contacto, si no que también en las actividades de la vida diaria, sobre todo en ancianos y personas con discapacidades, permitiendo mantener una postura corporal erguida y mejorando los cambios de posición al sentarse, pararse y caminar.

Por lo tanto, debido a que la musculatura constituída por el core une el tronco con las extremidades, la estabilidad y fortalecimiento de este debe ser la pieza central de cualquier programa de entrenamiento atlético.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.