Ocho principios para el manejo del dolor agudo no traumático en el deporte.

Ocho principios para el manejo del dolor agudo no traumático en el deporte.

El dolor de origen musculoesquelético es algo habitual, pero no siempre está asociado a lesión (daño tisular de alguna estructura). El daño ocurre cuando la carga excede la tolerancia del tejido, como en un esguince o fractura.

La existencia del dolor en los atletas en ausencia de un trauma o daño tisular evidente aún es categorizada como “lesión”. La brecha entre considerar que el daño tisular no necesariamente expresa dolor y asumir que cualquier tipo de dolor proviene de una daño tisular aún no ha sido cerrada. Para ayudar a entender el dolor agudo no traumático en deportistas, se plantean ocho principios para guiar su tratamiento:

  1. En la ausencia de trauma, no asumir que el dolor directamente proviene de un daño tisular.
  2. No referir imagenología a menos que se sospeche de una patología grave, o cuando los exámenes influyen en el tratamiento a realizar.
  3. Explorar factores biopsicosociales que pueden contribuir al origen del dolor.
  4. Entregar mensaje positivos en cuanto al dolor durante la examinación y el tratamiento.
  5. Mejora la tolerancia al esfuerzo de los tejidos y progresa adecuadamente con la exposición al deporte.
  6. Usar tratamiento “pasivos” sólo si son complementarios a un tratamiento “activo”.
  7. Ten en cuanta la opinión del paciente y crea programas de tratamiento de mutuo acuerdo.
  8. Utiliza un abordaje interdisciplinario para entregar un mensaje unificado de diferentes perspectivas.

 Referencias

  • Caneiro JP, Alaiti RK, Fukusawa L, et al. There is more to pain than tissue damage: eight principles to guide care of acute non- traumatic pain in sport Br J Sports Med. September 2020.

Resumen

Experimentar dolor durante el desarrollo de una actividad deportiva, puede ocurrir sin necesariamente hablar de una lesión. El delicado equilibrio entre la carga física y mi tolerancia al esfuerzo puede ocasionar síntomas durante el deporte. Es por estas razones, que debemos saber afrontar a aquellos atletas que refieren estos síntomas, pero que no tienen un diagnóstico médico claro o imagenológico.

Sugerencias como no asumir que un dolor agudo sin trauma evidente debemos llamarlo lesión, un manejo interdisciplinario, entregar mensajes positivos durante la exploración física y explorar factores biopsicosociales son algunos de los consejos que nos entregan estos expertos.

No Comments

Post A Comment