¿Sabías que tu nivel de hierro afecta tu rendimiento?

¿Sabías que tu nivel de hierro afecta tu rendimiento?

Una de las deficiencias nutricionales más comunes es el déficit de hierro. Es común también en atletas de ambos sexos, ya que el deporte de resistencia genera mayores demandas de este mineral, aumento de las pérdidas y una menor absorción en el intestino. Es fundamental para transportar el oxígeno a todo nuestro cuerpo, desde nuestros pulmones hasta nuestros músculos durante el ejercicio. Además de esto, también participa en distintas vías metabólicas, necesarias para obtener energía.

De hecho, cuando tenemos déficit de este mineral podemos presentar algunos síntomas como: fatiga, menor memoria, déficit cognitivo, disfunción cardiaca, caída de cabello, uñas frágiles, algunas molestias en labios o lengua. En casos más avanzados se puede llegar a anemia, es decir menor cantidad de glóbulos rojos en la sangre, lo que tiene un impacto aún mayor en el rendimiento y la salud.

Obtenemos hierro a través de la dieta, desde alimentos tales como carnes rojas, legumbres, verduras de hoja verde, huevo y granos enteros. Además de consumir alimentos altos en hierro hay muchos otros factores que hacen que lo podamos absorber en mayor o menor medida en el intestino. Por ejemplo, si queremos potenciar la absorción de hierro desde estos alimentos, podemos consumirlos junto a cítricos o vitamina C y evitar el consumo de fibra dietética, té o café o alimentos ricos en calcio como la leche, cercano al momento de la ingesta de hierro.

Los factores que hacen que los deportistas estén más propensos a tener déficit de hierro son mujeres en edad fértil, veganos, adolescentes o alimentación desordenada. Cuando un especialista en medicina del deporte evalúa a un atleta, un punto clave es determinar los niveles de hierro que tiene el deportista. En caso de detectar déficit se generan distintas estrategias alimentarias y de suplementación para tratar esta deficiencia, mejorando la salud y el rendimiento deportivo.

¡Es importante que no te automediques, ya que el exceso de hierro puede dañar el hígado y el corazón!

Referencias

  • German E. Clénin wt al. Iron deficiency in sports – definition, influence on performance and therapy. Swiss Med Wkly. 2015;145:w14196.
  • Amity Rubeor et al. Does Iron Supplementation Improve Performance in Iron-Deficient Nonanemic Athletes? Sports Health: A Multidisciplinary Approach, 194173811877748. doi:10.1177/1941738118777488
  • Fisiología del ejercicio – William D. McArdle. 8° Edición. 2015

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.